¿Dónde hay el gas natural en su casa? Haga clic aquí.
Página principal
Acerca del gas natural
Consejos de seguridad sobre gas natural
Recursos de proveedores
Páginas para los niños
Noticias sobre el gas natural
Vínculos útiles
Acerca de SafeGas.org
Información sobre seguridad de tuberías
Inglés-Para texto en inglés (English) haga clic aquí.
 
 

Acerca del Gas Natural

La Asociación Americana de Gas informa que más de 60 millones de consumidores en Estados Unidos usan gas natural en sus hogares y negocios. En efecto, el gas natural proporciona aproximadamente 24 por ciento de toda la energía utilizada en el país.

¿Qué es el gas natural?
El gas natural se forma bajo tierra a gran profundidad, generalmente en áreas vecinas al carbón y el petróleo. El estado crudo del gas natural que utilizamos para energía se llama metano. Otras sustancias encontradas en el gas natural, tales como butano, propano y etano, se extraen antes de usar el gas metano que llamamos gas natural en aparatos caseros o equipo.

¿Cómo se formó el gas natural?
El gas natural que utilizamos fue formado hace millones de años al enterrarse materia orgánica en la tierra y en el fondo del mar. Con el tiempo, espesas capas de lodo, arena, cieno y roca se asentaron sobre la materia, empujándola cada vez más y más profundamente dentro de la corteza terrestre. A medida que las capas de materia se fueron acumulando, la presión y el calor de la superficie movediza de la tierra llenaron las grietas resultantes con petróleo y gas natural.

¿Es seguro el gas natural?
¡Sí! El gas natural tiene un ámbito muy limitado de inflamabilidad. Esto significa que se requiere una mezcla exacta de aire y gas natural para que se inflame. Además, el gas natural es más liviano que el aire, de modo que generalmente subirá y se dispersará sin peligro en el aire si se le permite ventilar libremente. Aún tomando esto en cuenta, es muy importante comprender el gas natural y estar consciente de consejos de seguridad en cuanto a su uso. La mayoría de los accidentes ocurren por falta de conocimiento lo que conduce a usar equipo o aparatos caseros poco seguros, y no por que el gas natural en sí no sea seguro.

¿Qué es mercaptán?
Su nariz lo sabe – el olor del mercaptán es inconfundible. Y es precisamente por eso que se añade al gas natural, ayudándole a detectar hasta la más pequeña cantidad de gas natural que se esté escapando en el aire. En su estado nativo, el gas natural no tiene olor, color o sabor. El mercaptán, un producto químico inofensivo que se agrega al gas natural, contiene azufre, que le da olor. Muchas personas describen el olor del mercaptán como similar al de huevos podridos. Cuando se añade mercaptán al gas natural, éste sube y se disipa al igual que el mismo gas, haciendo que las dos sustancias sean compañeros ideales.

¿Se está acabando el gas natural?
El gas natural que usamos hoy en día tomó millones de años para formarse. Es por eso que los científicos y los ingenieros están haciendo todo lo posible para ayudarnos a emplear este recurso natural de forma eficiente. Además, siempre estamos buscando nuevas fuentes de gas natural a grandes profundidades en el suelo, aún debajo del océano. Por otra parte, los ingenieros energéticos están desarrollando formas en que podamos utilizar el gas natural que se está creando en rellenos a lo largo del país. Hay más de 300 rellenos donde se explota el biogás, y otros 500 seguramente serán explotados en un futuro cercano. Estas son apenas algunas de las razones por las cuales los expertos consideran que tenemos suficiente gas natural para la actualidad y para el futuro.

-más-